Cierta vez, todos los científicos, ya muertos, que estaban en el cielo, se propusieron jugar a las escondidas. En el sorteo le tocó a Einstein ser el primero en contar.

Al comenzar Einstein su cuenta, todos salieron corriendo en distintas direcciones buscando un escondite.
Todos menos Newton; que se dedicó simplemente a dibujar en el piso un cuadrado de 1 metro de lado y se paró dentro de él. Justo a espaldas de Einstein.

Einstein terminó su cuenta: – …97, 98, 99, 100 – , abrió los ojos, dio media vuelta, y se encontró a Newton parado justo delante de sus ojos.

Einstein dijo: “¡Piedra libre para Newton!, ¡Piedra libre para Newton!”

Newton, negando con la cabeza, dijo:
- Tengo que discrepar. Yo no fui encontrado. Yo no soy Newton.

Ante el estupefacto Einstein, que miraba seriamente a Newton, todo el resto de los científicos salieron uno a uno de sus escondites, entre intrigados y sorprendidos, para finalmente escuchar una explicación de Newton con la que se vieron obligados a coincidir.

Newton dijo:
- Como verán, yo estoy parado en un área de 1 metro cuadrado. Por lo tanto, soy un Newton por metro cuadrado. En definitiva, yo soy Pascal.

Y Einstein, tuvo que volver a contar…

Esta genialidad (¿?) me llegó por mail y no podía de dejar de compartirla, y acá.

Quién diría yo de chistes justamente hoy…pero bueno, hasta estoy de ánimo para postear… yo también estoy sorprendida. ¿A qué viene esto? No importa, es por si alguno sabe de qué hablo.

Posts relacionados en mi Isla Infinita:
pi pi pi
Chistes matemáticos
Todos podemos ser el papa – Demostración

ir al inicio-PÁGINA PCIPAL|votar | |  Share

About these ads