cuentitos…


Cierta vez, todos los científicos, ya muertos, que estaban en el cielo, se propusieron jugar a las escondidas. En el sorteo le tocó a Einstein ser el primero en contar.

Al comenzar Einstein su cuenta, todos salieron corriendo en distintas direcciones buscando un escondite.
Todos menos Newton; que se dedicó simplemente a dibujar en el piso un cuadrado de 1 metro de lado y se paró dentro de él. Justo a espaldas de Einstein.

Einstein terminó su cuenta: – …97, 98, 99, 100 – , abrió los ojos, dio media vuelta, y se encontró a Newton parado justo delante de sus ojos.

Einstein dijo: “¡Piedra libre para Newton!, ¡Piedra libre para Newton!”

Newton, negando con la cabeza, dijo:
– Tengo que discrepar. Yo no fui encontrado. Yo no soy Newton.

Ante el estupefacto Einstein, que miraba seriamente a Newton, todo el resto de los científicos salieron uno a uno de sus escondites, entre intrigados y sorprendidos, para finalmente escuchar una explicación de Newton con la que se vieron obligados a coincidir.

Newton dijo:
– Como verán, yo estoy parado en un área de 1 metro cuadrado. Por lo tanto, soy un Newton por metro cuadrado. En definitiva, yo soy Pascal.

Y Einstein, tuvo que volver a contar…

Esta genialidad (¿?) me llegó por mail y no podía de dejar de compartirla, y acá.

Quién diría yo de chistes justamente hoy…pero bueno, hasta estoy de ánimo para postear… yo también estoy sorprendida. ¿A qué viene esto? No importa, es por si alguno sabe de qué hablo.

Posts relacionados en mi Isla Infinita:
pi pi pi
Chistes matemáticos
Todos podemos ser el papa – Demostración

ir al inicio-PÁGINA PCIPAL|votar | |  Share

Me había prometido no escribir nada de nada, pero nada eh? sobre la gripe chanchezca; y acá estoy, harta de que nos quemen la cabeza, harta de que la gente sea tan idiota e irrespetuosa, harta de los NEOignorantes (los que ahora ya descreen que alguna vez existió algo llamado MOCO para parecer escépticos y rebeldes).

Harta de estar a merced de imbéciles en los ministerios de salud y sus alrededores, que se dicen y desdicen convirtiendo todo en un viva la pepa, cuando debería serlo, pero porque la gente esté tranquila – un viva la pepa así: estamos todos protegidos y confiados, seguimos ciertas pautas, cada uno hace lo que sabe y debe hacer, y todos felices- , con información clara y precisa y no idiotizada por la conveniencia.

Harta de que esto se haya expandido en gran parte por que quienes fueron primeramente afectados eran en su mayoría gente con los sufiecientes recursos económicos como para que todo le chupe literalemnte un huevo, total tiene su prepaga y ya está, y ahora en todo el país los más jodidos con esto -omo siempre, no sé porqué me embronco nuevamente-  son las personas que tienen muchísimos menos recursos, a los que si en el hospital deciden que no es de riesgo no se le dará el antiviral ni se le hará el análisis pertinente de sus mucosas – cabe destacar que se supone que esas son las directivas para todos el mundo, pero ya vemos que NO, (como fué y será) el que tiene guita aunque no sea de riesgo está SIEMPRE más prtotegido y las reglas no lo incluyen a menos que sea a su favor-.

Harta de que me mientan en mi propia cara (les falta reirse) y harta de no haber estudiado medicina para mandar a todo el mundo al carajo cuando desde un mismo informativo y en el transcurso de los mismos sesenta minutos se contradicen como si se burlaran:

…no hay que entrar en pánico, siguiendo las recomendaciones dadas, todo el mundo debería quedarse tranquilo, lavarse las manos, usar alchol en gel, el uso del barbijo…

 son repetidas hasta el cansancio…

Bueno, NO, a barbijos agotados de los que no hay un ejemplar ni dando vuelta y sacudiendo el planeta entero, ahora cambiamos:

 … el uso de barbijo es aconsejado solo ante presencia de un enfermo o estando enfermo frente a otras personas…

Ah…

NO, eso fue hasta ayer… Hoy la cosa cambia…¿mutó la gripe? que yo sepa no, lo que mutó es la mierda de consejos dados como “plan de contingencia”:

…barbijos NO, solo es aconsejable en médicos en contacto con los internados graves por gripe, sino, puede llegar a ser contraproduecente, es como respirar en un caldo de cultivo de  BLABLABLA…

Jaja jajajaja jajajajajajaja  qué irresponsables (como mínimo no?) hasta ayer habían puesto gente a respirar sus caldos de cultivo como recomendación bajada de los mismísimos superarchimegamédicos de los ministerios.

¡Como para no estar indignada!

No me vengan con que no me preocupe, que la gripe es solo una cuestión de comercio y que de todas formas es una gripe más, YA LO SE, lo que me jode es la actitud! la imbecilidad! Esa es mi preocupación!!! Que me estén cambiando mi rutina; se metan con mi vida; me traten de imbécil y todo lo que estuve diciendo, NO LA GRIPE, estoy bien gracias.

Y también me molesta que se haga tan notoria la pelotudez de mis conciudadanos, vecinos etc.

He dicho.

Ahora el nuevo hit (aunque nunca toleré escuchar ni medio segundo de esa vocecita insufrible, este es el hitazo que acompaña estas palabras JAJAJA)

Machito Ponce – Pontelo [Mi Pana El Barbijo]

 ir al inicio-PÁGINA PCIPAL

 

El actor argentino Miguel Ángel Solá lee el texto, que arranca así:

Yo, con la salud algo quebrantada y no sé si recuperable, dejo a mi segunda mujer mis brazos y mis piernas, en recuerdo de que con unos y con otras la abarqué y la ceñí, la incorporé a mi territorio, la gocé y logré que me gozara…

Vodpod videos no longer available.

Para descargar:

http://www.rtve.es/resources/mp3/1/0/1242902405401.mp3

Click derecho sobre este link y luego “guardar enlace como” ya queda un archivo .mp3,
solo habría que cambiar el nombre ya que sale un número.

Transcripción:

Yo…con la salud algo quebrantada y no sé si recuperable,

dejo a mi segunda mujer

mis brazos y mis piernas,

en recuerdo de que con unos y con otras

la abarqué y la ceñí;

la incorporé a mi territorio;

la gocé y logré que me gozara.

También le dejo

mis rabietas de verdugo y mis caricias de arrepentido;

mis hoscas vigilias y mis nocturnos de minucioso amador;

la melancolía que me provocan sus ausencias

y el cielo abierto que acompañan sus regresos;

la garantía de saberla dormida a mi lado

y la certeza de que velará mi último sueño.

Yo..dejo también una canción cadenciosa y pegadiza

que mi madre cantaba en la cocina

mientras revolvía el dulce de leche casero;

dejo un cristal con lluvia

que me ponía alegremente melancólico;

dejo un insomnio con luna creciente y dos estrellas;

dejo la campanilla con la que llamaba a la esquiva buena suerte;

dejo una tijerita de acero inoxidable

con la que a través de los años,

me fui cortando tres o cuatro tipos de bigote;

dejo el cenicero de Murano que recogió,

sin inmutarse, las cenizas de mis frustraciones;

dejo todos mis apodos y mis remordimientos clandestinos;

dejo una ficha de ruleta

para que alguien la apueste al treinta y dos;

dejo el relámpago de la memoria

que a veces ilumina los baldíos de mi conciencia;

dejo el cuaderno tabaré cuadriculado

donde fui anotando mis vagos presentimientos;

dejo un ejemplar del Quijote en papel biblia

con notas al margen que testimonian mi aburrida admiración;

dejo los gemelos de oro que me regalaron para mi segunda boda

y que nunca estrené pues uso camisas de manga corta;

dejo la cadenita de mi pobre perro que murió hace tres años

porque no supo soportar su viudez;

dejo un encuadernado ejemplar de la oda al carajo,

única obra maestra del ubicuo bandolero

que escribió nuestro himno y el de Paraguay;

dejo el antiguo calzador de mango largo

que uso en mis temporadas de lumbago;

dejo mi valiosa colección de arrugadas expectativas;

dejo un cajoncito de cartas recibidas

y otro cajoncito con copias de las cartas que no me contestaron;

dejo un termómetro enigmático y maravilloso

porque siempre nos fue imposible leer en él

la temperatura nuestra de cada día;

dejo la acogedora sonrisa de la preciosa pero intocable

mujer de un amigo que es campeón de karate;

dejo el único piojo solitario, anacoreta,

que ingresó hace doce años en mi geografía corporal

y al que ultimé sin la menor piedad ecologista;

dejo un plano muy bonito de Montevideo,

recuerdo de una época poscolonial y premoon;

dejo mi horóscopo con sus pronósticos nunca confirmados;

dejo un papel secante con la firma (invertida) de un ministro del ramo;

dejo un caracol gigante recogido en una playa oceánica

que antes de expirar me miró

con la tristeza de su odio salado;

dejo una antena de TV

que sólo aportó inéditos fantasmas a mi pantalla;

dejo las ojeras de mi hipocondría y los ardides de mi falso olvido;

dejo un decilitro de ola atlántica

que guardo en un frasco verdiazul para que no extrañe;

dejo un sueño erótico y su verdad desnuda,

por cierto inalcanzable en la arropada vigilia;

dejo una bofetada femenina, injusta y perfumada;

dejo una patria sin himno ni bandera

pero con cielo y suelo;

dejo la culpa que no tuve y la que tuve,

ya que después de todo son mellizas;

dejo mi brújula

con la advertencia de que el norte es el sur y viceversa;

dejo mi calle y su empedrado;

dejo mi esquina y su sorpresa;

dejo mi puerta con sus cuatro llaves;

dejo mi umbral con tus pisadas tenues;

dejo por fin mi dejadez.

Nota:

Si bien así lo encontré en el audio que coloqué arriba, aclaro que –hasta donde sé- es un error considerar que esto es “el” testamento de Mario Benedetti y/o que este texto se llame “Testamento”como lo hacen parecer en algunos blogs y páginas de internet y, al menos hasta donde yo sé (aunque quizá no esté al tanto si así lo ha expresado él o fue considerado así en sus numerosos homenajes en manos de personas que seguramente saben más que yo del tema) esto es un fragmento modificado levemente* de un texto de Mario Benedetti llamado TESTAMENTO OLÓGRAFO que forma parte de una publicación de este autor llamada BUZÓN DE TIEMPO de 1999.

* Sus párrafos comienzan así: “Yo, Rogelio Velasco, dejo…”

Más Mario Benedetti en mi Isla:

No te salves

Otherness

No acepten lo habitual como cosa natural

pues en tiempos de desorden sangriento,

de confusión organizada,

de arbitrariedad consciente,

de humanidad deshumanizada,

nada debe parecer imposible de cambiar.


“El peor analfabeto es el analfabeto político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. No sabe que el costo de la vida, el precio de los frijoles, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales”.


 Un día decidí que tenia que estudiar otra carrera, esta vez universitaria, y no quedarme con el título terciario con el que ya contaba, y a las pocas horas estaba inscripta en una (la que estudié por mas de 5 años), aún cuando fui a inscribirme fuera de término. Al mediodía les avisé a mis padres la decisión…Tenia 19 años y en ese período dependía económicamente de ellos.

 

 

Una tarde me anoté en las Olimpiadas de Física, nos sabía ni de qué se trataban, pero nos acababan de decir que nos darían horas de clase para ello y que había niveles nacionales e internacionales…con  casi todo cubierto en los viajes, para los que alcancen esos niveles. Viajé tres años a las nacionales, aún no me explico que hice además de tomar mate y jugar mientras los demás debatían temas científicos, pero ahí estaba yo viajando. Más no hacía, los que se lo tomaron en serio, tuvieron además, sus oportunidades en el exterior.

En el primero de esos viajes, tuve ganas de ir a a saludar al ganador. Por casualidad me quedé con unos lentes de sol que eran de una amiga suya para darle suerte. Fueron el símbolo que nos dibujábamos en cada carta que nos enviábamos casi todos los días entre visita y visita, viajando de Bs. As. a Rosario y viceversa, pagando facturas telefónicas impensadas. Ya que estuvimos dos años de novios y faltando mucho al colegio…

  

 

Acostumbré siempre a tener el cabello con mis rulos medio desarreglados, sin ninguna pasada de peine salvo en el lavado, pero aun así, recto, común… largo. Un día me encontré yendo a una reunión con el cabello corto, lleno de desniveles y mis rulos saltando por donde se les antojaba, es que en unos minutos le di a las tijeras hasta que me dio por parar… desde ese día, mi pelo es siempre así, caótico, corto y desnivelado; ya sea que me lo corte yo, o pida auxilio para que lo hagan libre por mi.

 

  

Una noche de verano, un plan de vacaciones tambaleaba demasiado como para esperar el resultado. Recordé que un contingente de “amigos” salían esa misma noche, en solo tres horas, por diez días a un campamento en el medio de la nada,a casi 800 km y con un clima que tiene todas las temperaturas en las 24 hs de un mismo día. Yo me encontraba a una hora de mi casa, teléfono público mediante, aviso que me adoso a ellos, confirmo hora y asistencia, tomo un taxi. Llego a mi casa, no hay nadie, no tengo tiempo de esperar, recojo mi mochila y le meto un rejunte de ropa. Alguna de la que necesitaba estaba puesta para ser lavada, la metí igual. Todo un bollo apretado, y demás elementos necesarios, los que se me ocurrieron mientras volaba por la casa. No encontré dinero más que el que tenia encima. Escribí una nota a mis padres y me fui. Llegué con tres minutos de retraso (¿nada mal eh?) para la hora pactada, pregunté si un amigo me prestaba dinero hasta que a la vuelta se lo devolviera, y ahí me fui yo. Unas vacaciones fantásticas, eso sí,con ropa sucia antes de usarla.

 

 

Vagando por la calle con unas amigas un sábado a la noche, terminamos en una reunión de amigos (entre ellos) a los que desconocíamos, pero nos caímos simpáticos mutuamente. Habíamos ido aun club de pesca a ver el río, y ellos a comer un asado. Conozco a un chico de esos, que se me sienta al lado a charlar, era el “homenajeado”, se despedía porque se iba a vivir al sur (a San Carlos de Bariloche, mi lugar en el mundo desde antes de conocerlo) en veinte días. Nos costó alejarnos ya muy entrada la mañana, quedando para vernos esa misma tarde. No nos separamos más. Faltando tres días para su partida me pregunta si quiero ir. Claro que sí!. Aviso a mis padres que en tres días me voy a Bariloche con este chico del que no sabían mas que el nombre. No pensaban darme ni un centavo para esa”locura”. Una amiga juntó las propinas de esos dos días restantes, en la estación de servicio en la que trabajaba, y me las regaló, mi tío, aunque se le cae el dinero, me regalo unos manguitos también. No recuerdo, pero calculo que antes de subir al micro, mi mamá me habrá dado algo también, a escondidas ya que mi papá no la hubiera dejado. Al cuarto, casi quinto día, desde la invitación, estaba en un hostel, ayudando a buscar departamento. Al octavo, en la cumbre de una montaña.

A los tres meses una noche sentí que tenia que hacer mi vida, no la de otro, y que, definitivamente, esa escapada no era lo que me servía, al menos no era el momento. Veinticuatro horas después estaba comprando el boleto par el regreso… y dos días mas tarde, estaba llegando a Rosario. Después de un descanso y de desarmar los bolsos, me levanto a la mañana, tomo unos papeles…

…y a las pocas horas estaba inscripta en una carrera universitaria(la que estudié por mas de 5 años), aún cuando fui a inscribirme fuera de término….

 

mate cebadoSoy de las que toman mate por todo, en todo momento y bajo toda circunstancia…podría no comer, puedo no dormir, pero no puedo vivir sin tomar mate…de preferencia en compañía…obvio, aunque sola son los que más tomo…Aclaración para los que no lo conocen: sola, no de “en soledad”, sino de no cebar nada más que para mí, ya que a mi hija todavía no le doy…aunque me pide… 🙂

A mi vicio por el mate es que le debo haber conocido a mi marido… (mmm… tendré que replantearme mi adicción afición a este maravilloso brebaje?  :mrgreen:  )

 

Con ustedes, una hermosa descripción/reflexión de LO QUE ES EL MATE…

El mate no es una bebida. Bueno, sí. Es un líquido y entra por la boca. Pero no es una bebida. En Argentina o en Uruguay nadie toma mate porque tenga sed. Es más bien una costumbre, como rascarse.

El mate es exactamente lo contrario que la televisión. Te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo.

Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es “hola” y la segunda “¿unos mates?”.

Esto pasa en todas las casas. En la de los ricos y en la de los pobres. Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros. Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian o se drogan. Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara. Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar. En verano y en invierno. Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos. Los buenos y los hijos de puta.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide. Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes. Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate. Se te sale el corazón del cuerpo. Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.

Cuando conocés a alguien por primera vez, te tomás unos mates. La gente pregunta, cuando no hay confianza: ¿Dulce o amargo. El otro responde: -Como tomes vos.

Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba. La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre. Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas. Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da. La yerba no se le niega a nadie.

Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser un hombre ocurre un día en particular. Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres. Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos. No es casualidad. No es porque sí. El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es porque ha descubierto que tiene alma. O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera. Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez un mate solos. Pero debe haber sido un día importante para cada uno. Por adentro hay revoluciones.

El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores…

Es la solidaridad de bancar esos mates lavados porque la charla es buena, la charla, no el mate.

Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y viceversa.

Es la sinceridad para decir: “basta, cambiá la yerba!”.

Es el compañerismo hecho momento.

Es la sensibilidad al agua hirviendo.Es el cariño para preguntar, estúpidamente, ¿está caliente, no?

Es la modestia de quien ceba el mejor mate.

Es la generosidad de dar hasta el final.

Es la hospitalidad de la invitación.

Es la justicia de uno por uno.

Es la obligación de decir “gracias”, al menos una vez al día.

Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir.

Ahora vos sabés, un mate no es sólo un mate…

 convidar un mate

Autor: Hernán Casciari y lo publicó en “Diario de una mujer gorda”. Circuló por muchos lugares bajo la autoría de Lalo Mir, él lo leyó en la radio, pero no es el autor.

 

Como dije en un comentario y se habrá notado…no puedo escribir, sencillamente no me sale…no es que antes escribiera mucho, ni bien, pero al menos, lo hacía con ganas y una  especie de “fluidez” se le podría decir…

Fue desde que hice el post del luto…(unos días antes ya me pasaba con chatear, o andar merodeando por otros blogs y comentar…pero cada día mi incapacidad para expresarme fue creciendo, y lo feo, en todo caso, es que la necesidad por dentro esta/ba igual…)Pero no sólo eso…pasó algo más…algo que creo que solo con tiempo podré darme cuenta qué es y porqué no encuentro palabras que sirvan… Es MUCHO y hay que procesar…No, no puedo…ni esto ya logro decir con claridad…

Nos vemos, me voy a tomar unos mates, ya saben, están todos invitados!!!

 

 Posts relacionados en Mi Isla Infinita:

  ➡ La fábula del pelotudo

  ➡ peoplemaking

 

 

Se cuenta que en una ciudad del interior, un grupo de personas se divertían con el pelotudo del pueblo, un pobre infeliz de poca inteligencia, que vivía haciendo pequeños mandados y recibiendo limosnas.

Diariamente, algunos hombres llamaban al pelotudo al bar donde se reunían y le ofrecían escoger entre dos monedas: una de tamaño grande de 50 centavos y otra de menor tamaño, pero de 1 peso.

Él siempre agarraba la más grande y menos valiosa, lo que era motivo de risas para todos.

Un día, alguien que observaba al grupo divertirse con el inocente hombre, lo llamó aparte y le preguntó si todavía no había percibido que la moneda de mayor tamaño valía menos y éste le respondió:

– Lo sé, no soy tan pelotudo…, vale la mitad, pero el día que escoja la otra, el jueguito se acaba y no voy a ganar más mi moneda.

______________________________________

Esta historia podría concluir aquí, como un simple chiste, pero se pueden sacar varias conclusiones:

  • La primera: Quien parece pelotudo, no siempre lo es.
  • La segunda: ¿Cuáles eran los verdaderos pelotudos de la historia?
  • La tercera: Una ambición desmedida puede acabar cortando tu fuente de ingresos
  • La cuarta: Podemos estar bien, aun cuando los otros no tengan una buena opinión sobre nosotros. Por lo tanto, lo que importa no es lo que piensan los demás de nosotros, sino lo que uno piensa de sí mismo.

MORALEJA:"El verdadero hombre inteligente es el que aparenta ser pelotudo delante de un pelotudo que aparenta ser inteligente"

 

  Esto me llegó vía mail…Las conclusiones no las puse yo, está “copypasteado” textualmente…

También está posteado textualmente en varios foros y demás, y en muchos, leí algo así como que esto quiere dejar como inteligente a alguien que por más que tuvo astucia, no deja de tener una actitud de “ventajero”, ni eso lo hace menos pelotudo…etc. etc. etc. …Poniendo aún, un velo de superficialidad al asunto…Mejor, que cada uno saque SUS PROPIAS CONCLUSIONES… ya que se presta exactamente a la reflexión por más que no pase de un sencillo chiste…y, si quieren se arma el debate, como ha sucedido en varios de los lugares en donde también lo han colgado. Yo, por mi parte…con tanto sueño, me reservo para los comentarios (si llega a haberlos) lo que opino.

Rescato eso sí, la tercera y cuarta, que independientemente de lo que pueda pensarse sobre la actitud del “pelotudo” se desprenden del texto y con sueño y todo me arriesgo a decirlo…

Se me ocurren, así rápido, unas cuantas conclusiones más… y alguna que otra aclaración a las ya hechas…pero la verdad, puedo llegar a decir una pelotudez  :mrgreen: ya que mi cerebro se fue a dormir hace rato y yo estoy acá en piloto automático…

💡 Lo podría haber posteado mañana… ¡qué pelotuda! JAJAJA!!! :mrgreen:

 

 

 

Página siguiente »